VIDA ADULTA E INDEPENDIENTE

La persona con síndrome de down y discapacidad intelectual se desarrolla mejor en la comunidad, compartiendo los recursos ordinarios con los apoyos precisos.

Vivir conforme uno quiere y según sus posibilidades reales, forma parte del éxito del proyecto vital a que toda persona tiene derecho.

El programa de Inclusión Social va dirigido a las personas con Síndrome de Down y discapacidad intelectual en edad adulta cuyo objetivo principal será el de obtener una formación específica dirigida a favorecer su autonomía y su participación en la sociedad, desde un punto de vista integrador, normalizador e inclusivo dotando y manteniendo las habilidades básicas de la vida diaria: orientación temporal, orientación espacial, utilización del dinero, habilidades cognitivas básicas, higiene personal, vestimenta, tareas del hogar, autonomía urbana y uso social del lenguaje.

Los objetivos generales son:

- Desenvolver actuaciones individualizadas partiendo de un enfoque de planificación centrado en la persona, y que permitan a las personas con discapacidad alcanzar las mayores cotas de autonomía y crecimiento personal, de cara a una vida independiente y de calidad en su entorno sociofamiliar.

- Formar en habilidades sociales, personales, autonomía y ejercicio de derechos y deberes para la adaptación exitosa a las situaciones de interacción.

- Formar en la resolución de conflictos y gestión de dificultades, mejorando la competencia social.

-Trabajar coordinadamente familia, persona con discapacidad, profesionales de la Entidad y recursos de la comunidad, con el fin de que vivan conforme cada uno quiere y según sus posibilidades

- Favorecer la participación en los cursos y actividades que se ofertan en Ourense, a todos los ciudadanos, respetando los intereses individuales de cara a asegurar la plena inclusión.

Leave your comment